Tag Archives: Unión Europea

Brasil crece

2 Ene

Vista aérea del distrito financiero de São Paulo

Comienzo el año nuevo en mi blog con un post (espero que el primero de muchos) sobre una nueva potencia mundial. Antes de que se terminara el 2011, ese año que muchos echarán de menos por lo que parece que se nos viene encima, Brasil superó al Reino Unido y se sitúa ya como sexta potencia económica mundial. Tan solo por detrás de Estados Unidos, China, Japón, Alemania y Francia, Brasil se convierte en el primer país sudamericano en superar a los británicos. Y todo ello viene dado por un tremendo crecimiento de su economía del 7,5% en 2010. Algo impensable desde 2008 para cualquier potencia occidental. A pesar de ello, la crisis también afecta a los países en crecimiento y parece ser que en 2011 el país del orden y el progreso crecerá apenas un 2,9% -lo que no está nada mal-.

Lógicamente, ante los claros signos de desarrollo y la mayor estabilidad del país en comparación con otros como China o India, las inversiones extranjeras se multiplican. Guido Mantega, ministro de economía del país, situó en 65.000 millones de dólares la cifra total de inversión internacional en Brasil en 2011. A pesar de todo, existe prudencia desde el gobierno de Dilma Rouseff que es consciente de que aún necesitan entre 10 y 20 años para alcanzar el desarrollo y la calidad de vida de los países europeos. Unas metas que se pretenden alcanzar mediante la reducción de las diferencias sociales -muy marcadas en ciudades como São Paulo o Río de Janeiro-, las diferencias territoriales –Brasil es el quinto país por extensión territorial– y la mejora de las infraestructuras. Sobre este último tema, alguno, como yo, espera que no copien el nivel de algunos países europeos.

Apenas unos días después de conocer esta noticia, el diario O Estado de São Paulo nos presenta hoy un artículo de Lílian Cunha donde entrevista a distintos antiguos trabajadores de Wall Street que, tras ser despedidos de sus puestos de trabajo a partir de la crisis económica y financiera de 2008, están comenzando a refugiarse en Brasil. Todos presentan una variante común: mientras ven como el mundo occidental tiene muy complicado salir de la crisis, se han parado a observar a los países crecientes y, entre ellos, a Brasil. Entre los ex trabajadores de la bolsa americana también se encuentran brasileños; emigrantes que huyeron de su país a buscar una vida y una formación mejores y que ahora se dan cuenta de que su país está mejor de lo que recuerdan.

Y es que la clase media brasileña ya cuenta con más de 105 millones de personas y, como afirma uno de los entrevistados, “es como el Londres de hace 30 años; al brasileño le gusta consumir”.

El artículo mencionado de O Estado de São Paulo puede encontrarse analizado en la página web de El País por Juan Arias en su blog.

¿Y qué pasa con el I+D?

23 Jun

Reconozco que he abandonado un poco esto los últimos días. El principal motivo es mi comienzo (o vuelta) de las prácticas en la Agencia DiCYT en Salamanca. Como comprenderéis, trabajar por las mañanas, y algunas tardes, y luego tener tiempo para escribir en el blog por las tardes-noches es complicado. A pesar de todo, y ahora que ya estoy metido de lleno en la Agencia, trataré de actualizar esto como es debido. Más o menos.

Entre otras cosas, si sirven para algo las prácticas que estoy haciendo es para acercarme a los problemas de una gente que parece muy alejada de la sociedad: Los científicos e investigadores. Son personas como nosotros, como cualquier otro, aunque probablemente más inteligentes. Al fin y al cabo, la investigación es lo que genera riqueza en los países. Sin embargo, aquí en España, el año pasado disminuyó el presupuesto de este campo en casi un 25%, no alcanzando el 1.6% del PIB. En otros países a los que, claramente, observamos en una posición superior a nosotros (a nivel económico) este porcentaje es mucho mayor. En la misma Unión Europea, la media del PIB utilizada para I+D+I se encuentra en torno al 2%. En Estados Unidos, supera el 2.5%.

Señores, por cosas como estas España se encuentra siempre más cerca de los llamados ‘PIGS’ que de la media europea y la inversión en estos campos es la que realmente genera riqueza, no todo ese dinero ficticio creado a partir de la burbuja inmobiliaria. Aprendamos de fuera, y tratemos de mejorar en lo que aún podemos. Voluntad y ganas no faltan.

El pepino asesino

31 May

La consejera andaluza de Agricultura y Pesca, Clara Aguilera, se come un pepinopara demostrar su inocuidad. EFE Almería

Catorce fallecidos, y más si provienen de un país importante, sobretodo dentro de la Unión Europea, como Alemania, no son moco de pavo. Estas 14 personas que últimamente parecen un simple número de algo mucho más grande, son el daño colateral de un claro error en los controles sanitarios y de calidad que se realizan diariamente dentro de la Unión Europea. Han sido pepinos, tal vez para darle algo de humor a un asunto que, por cierto, nada tiene de risible, como podían haber sido vinos italianos, quesos franceses o pasteles de nata portugueses.

Sin embargo, la principal consecuencia de la noticiabilidad de estos sucesos está recayendo en estos momentos sobre nuestro país, ya que, según calculan los expertos y productores hortícolas españoles, las pérdidas pueden alcanzar los 200 millones de euros por semana, como explicó ayer el director general de la Federación de Productores y Exportadores de Frutas y Hortalizas (Fepex), José María Pozancos. No solo eso, sino que estas pérdidas se están extendiendo a otros productos también hortícolas e incluso hacia algunas frutas. Mercados europeos ya han comenzado a cancelar la importación de pepinos y otros productos españoles, incluyendo Rusia e incluso, aunque en menor medida, el Reino Unido.

Eso sí, la mejor parte del asunto ha comenzado hace apenas 25 minutos. A las 14:20 de hoy, ha aparecido una información por parte de Alemania donde se afirma que “dos de los tres pepinos españoles analizados no eran el foco de la infección de E.coli” (fuente: El País). Ahora bien, la verdadera pregunta es: ¿Quién es el responsable de esta contaminación y, por lo tanto, de las pérdidas que va a generar en nuestro país? Y otra mucho más importante: El responsable, ¿pagará sus errores?

Lo veremos en los próximos días, aunque no esperen un milagro. Estamos hablando de España frente a Alemania, y en prácticamente todos los campos, solemos perder.

Seguiremos informando.

EDIT: En la mayoría de periódicos españoles ya aparece actualizado el breve en el que se confirma la información de El País.

La juventud ‘sin miedo’

7 Abr

Pancarta de la manifestación 'Juventud sin Miedo'

A las voces de “Estudiante, si no luchas, nadie te escucha” o “Aquí se ve, la juventud en pie”, cientos de jóvenes se manifestaron esta tarde-noche en la madrileña plaza de Antón Martín para protestar frente a la precaria situación de futuro que se nos presenta. Siendo un poco realistas, el paro juvenil es de los mayores de la Unión Europea, es complicadísimo conseguir una vivienda para un joven que, con suerte, llega a ser mileurista y, ante todo esto, la universidad parece encarecerse cada día más.

Las protestas de esta tarde se centraban en torno a estos temas, con gran cantidad de asociaciones de estudiantes universitarios entre sus filas. No eran precisamente los ni-nis, esta (gran) cantidad de jóvenes que en España, y en otros muchos países, no se dedican a otra cosa que a no hacer nada, ni estudian, ni trabajan, pero tampoco protestan (solo faltaría). Lo cierto es que tampoco eran tantos los jóvenes que había esta tarde en el centro de Madrid, para nada se puede comparar esta manifestación con las de países europeos (y en una situación mucho mejor que la nuestra) como Inglaterra o como Francia.

Juventud indignada contra la Precariedad

¿Y por qué los jóvenes no salimos a la calle? Pues, a primera vista, parece algo incomprensible, aunque si nos ponemos a pensar un poco, nos damos cuenta de que no estamos tan mal. Aquí en España nos dedicamos a vivir de nuestros padres (hasta los 40 algunos) y así muchos no necesitan preocuparse mucho por encontrar trabajo. Además, los grupos que suelen mover estas cosas están cada vez peor vistos, y más por la mayoría de los jóvenes. La gente de izquierda pura y extrema izquierda, parece que no se dan cuenta, pero cada vez están más alejados de la juventud. Se nos presentan como un grupo de viejos idealistas utópicos que no convencen a nadie con un discurso ‘anti-todo’ y, en el momento de la verdad, en momentos como el de ahora, en los que realmente hace falta que haya una movilización, la gente se queda en casa.

Sin embargo, yo confío en que se mejore la situación y, sobretodo, en que los jóvenes volvamos a ser ese grupo que de una chispa a la sociedad y que se indigne cuando tenga que indignarse. Como decía un gran profesor que tuve una vez: “un joven que no sigue lo que le dice su corazón, su vida no tiene sentido”, y mi corazón me dice que nos están ninguneando. Mi corazón está indignado. Y yo también.