Tag Archives: Universidad

La juventud ‘sin miedo’

7 Abr

Pancarta de la manifestación 'Juventud sin Miedo'

A las voces de “Estudiante, si no luchas, nadie te escucha” o “Aquí se ve, la juventud en pie”, cientos de jóvenes se manifestaron esta tarde-noche en la madrileña plaza de Antón Martín para protestar frente a la precaria situación de futuro que se nos presenta. Siendo un poco realistas, el paro juvenil es de los mayores de la Unión Europea, es complicadísimo conseguir una vivienda para un joven que, con suerte, llega a ser mileurista y, ante todo esto, la universidad parece encarecerse cada día más.

Las protestas de esta tarde se centraban en torno a estos temas, con gran cantidad de asociaciones de estudiantes universitarios entre sus filas. No eran precisamente los ni-nis, esta (gran) cantidad de jóvenes que en España, y en otros muchos países, no se dedican a otra cosa que a no hacer nada, ni estudian, ni trabajan, pero tampoco protestan (solo faltaría). Lo cierto es que tampoco eran tantos los jóvenes que había esta tarde en el centro de Madrid, para nada se puede comparar esta manifestación con las de países europeos (y en una situación mucho mejor que la nuestra) como Inglaterra o como Francia.

Juventud indignada contra la Precariedad

¿Y por qué los jóvenes no salimos a la calle? Pues, a primera vista, parece algo incomprensible, aunque si nos ponemos a pensar un poco, nos damos cuenta de que no estamos tan mal. Aquí en España nos dedicamos a vivir de nuestros padres (hasta los 40 algunos) y así muchos no necesitan preocuparse mucho por encontrar trabajo. Además, los grupos que suelen mover estas cosas están cada vez peor vistos, y más por la mayoría de los jóvenes. La gente de izquierda pura y extrema izquierda, parece que no se dan cuenta, pero cada vez están más alejados de la juventud. Se nos presentan como un grupo de viejos idealistas utópicos que no convencen a nadie con un discurso ‘anti-todo’ y, en el momento de la verdad, en momentos como el de ahora, en los que realmente hace falta que haya una movilización, la gente se queda en casa.

Sin embargo, yo confío en que se mejore la situación y, sobretodo, en que los jóvenes volvamos a ser ese grupo que de una chispa a la sociedad y que se indigne cuando tenga que indignarse. Como decía un gran profesor que tuve una vez: “un joven que no sigue lo que le dice su corazón, su vida no tiene sentido”, y mi corazón me dice que nos están ninguneando. Mi corazón está indignado. Y yo también.

¡Que no estamos tan mal!

25 Ene

Primer día de clases. Este día cambia mucho, dependiendo de nuestra edad, sobretodo. Recuerdo los primeros años, en infantil o en primaria, que para nada querías volver a empezar. Durante las vacaciones de Navidad te lo pasabas tan bien… y encima no te dejaban nada de tiempo para disfrutar de los regalos de reyes. Más tarde, compensabas esa tristeza con la alegría de volver a ver a la gente de clase, que al fin y al cabo, con muchos ya llevabas la mayor parte de tu vida, y tenías ganas, lógicamente. Ahora, como universitario, tengo algo más de tiempo para disfrutar los (cada vez menos) regalos, aunque, eso sí, entre exámenes.

El caso es que ahora, nos encanta empezar las clases. Obviamente no dejaríamos de lado algo más de vacaciones; pero esa “Semana Blanca” que al parecer en otros años y otras universidades existía, ya parece una más de esas estúpidas leyendas urbanas. Digo que nos encanta, porque vivimos en un mundo en el que nos encanta lo nuevo -menos todos esos programas que desgraciadamente (o gracias a dios) apenas pasan de su primera o segunda emisión- y tener asignaturas nuevas y profesores nuevos nos da algo de curiosidad.

Hoy comenzamos con Métodos de Investigación Periodística y Televisión, y fue en esta clase en la que, durante las presentaciones, debíamos comentar (además de los datos útiles para otros asistentes) por qué nos gusta o no la televisión. Yo dije mi opinión sincera que aproximadamente fue: “Hay tanta basura en la televisión que lo que espero de esta asignatura sea aprender a hacer algo de tele de la buena”. Y en esto venía pensando yo, ya terminadas las clases, de vuelta a casa. Pero, ¿por qué a la gente le gusta la telebasura? ¿Acaso no ven cómo les atonta las mentes? Porque esta es la única razón por la que existe y va cada vez a más: porque la gente la ve.

Pero tampoco hay que desanimarse, me gusta por ejemplo el positivismo de algunos periodistas. El de Andrés Rodríguez, director de Esquire, en su pequeño artículo de opinión del número de febrero, o el que expresaba Iñaki Gabilondo en Buenafuente apenas hace unos días. Porque este mundo no se nos acaba; porque los periódicos, como la radio en su día, no morirán; porque (seamos algo cínicos) los momentos de crisis han sido los mejores tiempos para el periodismo o la cultura. Veámosle el lado positivo a las cosas; como decía el Señor LaPorta: “¡Qué no estamos tan mal!”

Revolución, una palabra capitalista.

26 Abr

[tweetmeme source=”a_orfao” only-single=false https://laperegrinadesalem.wordpress.com%5D

Una vez que he conseguido pasar todos los contenidos de un blog a otro (por supuesto sin contar vuestros comentarios ya que no es posible) por fin puedo decir que escribo desde WordPress. Hoy quería contaros unas cuantas cosas, si me da tiempo y tengo espacio claro.

Estando en clase, a primera hora de la mañana de hoy, me puse a reflexionar sobre algo que dijo la profesora. “Poner la palabra Revolución en el título de un libro es algo que vende”. La cosa es que me suena a algo paradógico. Cómo es posible que una palabra, a simple vista de claras tendencias comunistas, se transforme en todo lo contrario. Estando en la “sentada” en contra de la reducción de las horas de clase magistral, recuerdo perfectamente como, tras mencionar alguien una frasecilla en la que terminaba con la palabra Revolución, la gente se “vino arriba” y comenzó a realizar cánticos cada vez más atrevidos (y frente a las puertas del mismísimo rectorado). Cómo una parte esencial del comunismo, el mismo Marx la incluía en sus teorías, parece ser parte del capitalismo editorial es algo que no me puede causar sino una leve sonrisa.

También quería mencionar un nuevo programa en la cadena de televisión Cuatro estrenado este viernes en uno de los horarios más difíciles de la televisión. Se trata de ReC, acrónimo de Reporteros Cuatro, y está dirigido por el gran periodista Jon Sistiaga. En el primero de los reportajes podemos vivir durante cuarenta intensos minutos el recorrido de David Beriain por las calles más pobres de algunas zonas de Colombia adentrándose en las redes de narcotráfico y de sicarios que pueblan el país. Lo más llamativo y doloroso de este reportaje son sin duda las respuestas de los niños (porque no son más que eso) hablando de los asesinatos que ya han cometido con anterioridad, de como empezaron con nueve, diez u once años y algunos de su anterior vida, casi siempre repleta de problemas familiares o incluso de droga o crimen dentro del propio hogar. Sin embargo, no os voy a contar más ya que prefiero que vosotros mismos veáis el reportaje, que por suerte lo da la única televisión que se puede ver por Internet (lo que nos encanta a los madrugadores).

Hoy lo voy a dejar por aquí ya que, ahora que hace un poco menos de calor (pero que gusto da hablar otra vez de él) habrá que aprovechar y salir a hacer algo de deporte.

Lunes de aguas

13 Abr

[tweetmeme source=”a_orfao” only-single=false https://laperegrinadesalem.wordpress.com%5D

Esta mañana, hablando de Salamanca (y otras ciudades) con algunos compañeros de clase mencioné esta antigua tradición, única en la provincia charra, y que se realiza el primer lunes del mes de abril de cada año. La historia en sí es muy graciosa, por lo menos a mi me lo parece, y me parece un perfecto ejemplo de la hipocresía de la Iglesia y el poder real en la época medieval.

La cuestión es que, en la Edad Media, durante la época de la Cuaresma (caracterizada además de por el ayuno por la abstinencia y durante la cual se veían aún peor cualquier pecado) y a partir del siglo XVI mediante una ley del rey Felipe II, las prostitutas de la Casa de Mancebía de Salamanca (lo que viene siendo un burdel de la época, pero con un nombre discreto) eran obligadas a trasladarse a la otra orilla del río Tormes con el objetivo de evitar tentaciones entre los salmantinos que pudieran llevar a éstos a pecar de lujuria.

Lo más divertido de la historia sin duda era el nombramiento del Padre Putas (así mismo) como custodio de las “meretrices” y con el objetivo de evitar que cruzaran el puente romano antes del primer lunes de abril tras la Cuaresma. Una vez llegaba este día, barcas engalanadas llevaban a las humildes mujeres, encabezadas por el Padre Putas hasta la otra orilla del río donde cientos de estudiantes esperaban rodeados de hornazo (una comida típica salmantina que se come especialmente este día y que es una especie de empanada con embutido y huevo), bebida y bailes celebrando la vuelta de las cortesanas.

Por supuesto, esta norma ya no sigue vigente aunque se mantiene la tradición de juntarse con los amigos (especialmente entre los estudiantes) o de salir al campo con la familia para comer juntos el hornazo y pasárselo bien poco tiempo antes de comenzar los dichosos exámenes. Desgraciadamente, en el día de ayer no he podido estar presente durante esta tradición tan bien aceptada entre los estudiantes (es solo otra excusa para hacer botellón) pero espero volver a disfrutarla.

P.D: Tengo una buena noticia para los usuarios de redes sociales como Twitter o Facebook, como habréis podido comprobar, ya que a partir de este momento es posible compartir las entradas de este blog desde esas dos redes.