Tag Archives: Iñaki Gabilondo

Un proyecto de futuro

7 Feb

El jueves pasado asistí junto a otros alumnos de periodismo, comunicación audiovisual y otros universitarios a una charla con Iñaki Gabilondo en el Colegio Mayor Chaminade, aquí en Madrid. Lo cierto es que éramos gente joven la mayoría, probablemente porque apenas era posible enterarse por el boca a boca iniciado por los residentes del Colegio Mayor, pero yo creo que eso fue algo bueno. Una de las claves de esta charla, en la que se hablaron de muchas cosas, la mayoría pasadas, y también se hicieron divagaciones acerca de posibilidades futuras, fue la de que nosotros somos la generación futura. Existe un problema, sí, lo vemos todos los días, pero alguien tendrá que solucionarlo.

Lo cierto es que es un marrón enorme en el que nos han metido pero, hay que mirar con un poco de positividad hacia delante. Será difícil pero nosotros somos quienes tenemos la solución en nuestras manos, y esperemos que sea decente y duradera. De hecho, tengo un pequeño proyecto entre manos que anuncio ahora. Espero encontrar algún apoyo por aquí cerca y que salga adelante.

Anuncios

¡Que no estamos tan mal!

25 Ene

Primer día de clases. Este día cambia mucho, dependiendo de nuestra edad, sobretodo. Recuerdo los primeros años, en infantil o en primaria, que para nada querías volver a empezar. Durante las vacaciones de Navidad te lo pasabas tan bien… y encima no te dejaban nada de tiempo para disfrutar de los regalos de reyes. Más tarde, compensabas esa tristeza con la alegría de volver a ver a la gente de clase, que al fin y al cabo, con muchos ya llevabas la mayor parte de tu vida, y tenías ganas, lógicamente. Ahora, como universitario, tengo algo más de tiempo para disfrutar los (cada vez menos) regalos, aunque, eso sí, entre exámenes.

El caso es que ahora, nos encanta empezar las clases. Obviamente no dejaríamos de lado algo más de vacaciones; pero esa “Semana Blanca” que al parecer en otros años y otras universidades existía, ya parece una más de esas estúpidas leyendas urbanas. Digo que nos encanta, porque vivimos en un mundo en el que nos encanta lo nuevo -menos todos esos programas que desgraciadamente (o gracias a dios) apenas pasan de su primera o segunda emisión- y tener asignaturas nuevas y profesores nuevos nos da algo de curiosidad.

Hoy comenzamos con Métodos de Investigación Periodística y Televisión, y fue en esta clase en la que, durante las presentaciones, debíamos comentar (además de los datos útiles para otros asistentes) por qué nos gusta o no la televisión. Yo dije mi opinión sincera que aproximadamente fue: “Hay tanta basura en la televisión que lo que espero de esta asignatura sea aprender a hacer algo de tele de la buena”. Y en esto venía pensando yo, ya terminadas las clases, de vuelta a casa. Pero, ¿por qué a la gente le gusta la telebasura? ¿Acaso no ven cómo les atonta las mentes? Porque esta es la única razón por la que existe y va cada vez a más: porque la gente la ve.

Pero tampoco hay que desanimarse, me gusta por ejemplo el positivismo de algunos periodistas. El de Andrés Rodríguez, director de Esquire, en su pequeño artículo de opinión del número de febrero, o el que expresaba Iñaki Gabilondo en Buenafuente apenas hace unos días. Porque este mundo no se nos acaba; porque los periódicos, como la radio en su día, no morirán; porque (seamos algo cínicos) los momentos de crisis han sido los mejores tiempos para el periodismo o la cultura. Veámosle el lado positivo a las cosas; como decía el Señor LaPorta: “¡Qué no estamos tan mal!”

Equivocación, ¿Rectificación?

18 Ene

[tweetmeme source=”a_orfao” only-single=false https://laperegrinadesalem.wordpress.com%5D

Parece mentira que hace poco más de un mes hablara de escribir de forma continua aquí en el blog, y que ésta, a 17 de enero, sea la primera del mes. La primera en mucho tiempo. Pero es cierto, no es nada fácil encontrar la motivación para escribir y contar las cosas sin recibir algo a cambio. Puede parecer cínico, pero es la realidad, aunque muchos periodistas que se inician en la profesión, sobretodo en estos tiempos, tengan que verse obligados a hacer lo posible para conseguir un trabajo, aunque comiencen, como se suele decir, llevando cafés y cobrando mucho menos de lo mínimo.

Pero a pesar de todo, entre tanta información que nos desborda completamente, como comentaba Iñaki Gabilondo en su entrevista de hoy a Andreu Buenafuente, siempre nos queda un camino abierto, una luz al final del túnel. Con un sentimiento de humildad, a lo Iniesta o Xavi, y siempre con rigor y todas esas cosas que los periodistas (o futuros periodistas) tenemos tan machacadas, podremos mejorar en algo este mundo en el que vivimos. Porque, aunque ahora parezca que las cosas están mal, como ha dicho “El Periodista” -así ha sido llamado durante el programa-, “siempre existirá alguien que quiera saber lo que está ocurriendo, y mientras esta persona exista, existirá otra que quiera contarlo”.

Y hablando de rigor, o de contrastar nuestras informaciones, o de hablar sobre lo que no sabemos, mientras Iñaki Gabilondo hacía algo de autocrítica (cosa que muy pocos hacen) sobre sus opiniones en otras épocas y sus repercusiones; horas antes, diversos dirigentes del Partido Popular propagaban acusaciones que rápidamente se extendían por los medios, acerca de la agresión a Pedro Alberto Cruz del pasado sábado.

Estos dirigentes, tras las lógicas condenas del ataque, cambiaron su discurso por el siguiente: “Denunciamos la hipocresía de la izquierda y del partido socialista, del que destacados dirigentes han participado en las manifestaciones que con actos vandálicos y violentos se han organizado contra el Gobierno regional y ahora vienen lamentando la espiral de tensión que ellos mismos han provocado y convirtiendo al consejero Cruz en el blanco de las iras a través de mentiras y manipulaciones. Existe una autoría legal y procesal en este atentado, pero también una inducción a la violencia”, rezaba el comunicado que aprobó la Junta Directiva del PP murciano.

Pues bien, este joven, detenido hace unas pocas horas, no pertenece a ningún partido político ni a asociaciones sindicales. Apenas se le conoce por protagonizar una serie de altercados en el año 2008 en el estadio alicantino Rico Pérez y por su pertenencia a una asociación radical vinculada con el mundo futbolístico. ¿Habrá rectificación? En breves lo sabremos. Mientras tanto, seguiremos informando.