Archivo | octubre, 2011

Oda a un pilar derecho

23 Oct

Ode to a Tighthead Prop
Author unknown

It was midway through the season
we were just outside the four
and although I know we won it
I can’t recall the score.

But there’s one thing I remember
and to me it says a lot
about the men who front the scrum –
the men we call “the props”.

We won a lineout near half way
the backs went on a run
the flankers quickly ripped the ball
and second phase was won.

Another back then crashed it up
and drove towards the line
another maul was duly set
to attack it one more time.

The forwards pushed and rolled that maul
They got the tough set the ball up to a tee
the last man in played tight head prop
and wore the number “3”

The ball was pushed in to his hands
he held it like a beer
then simply dropped to score the try –
his first in 15 years.

Then later, once the game was done
he sat amidst his team
he led the song and called himself
the try scoring machine.

But it wasn’t till the night wore on
that the truth was finally told
just two beers in, he’d scored the try
and also kicked the goal.

At 6 o’clock the try was scored
by barging through their pack
he carried two men as he scored
while stepping ‘round a back.

By seven he’d run twenty yards
out sprinting their quick men
then beat the last line of defence
with a “Jonah Lomu” fend.

By eight he’d run from near half way
and thrown a cut out pass
then looped around and run again
no-one was in his class.

By nine he’d run from end to end
his teammates stood in awe
he chipped and caught it on the full
then swan dived as he scored.

By ten he’d drunk a dozen beers
but still his eyes did glisten
as he told the story of “that try”
to anyone who’d listen.

His chest filled up, as he spoke,
his voice was filled with pride
he felt for sure he would be named
the captain of that side.

By nights end he was by himself
still talking on his own
the club was shut, the lights were out
his mates had all gone home.

And that’s why I love my front row –
they simply never stop
and why I always lend an ear
when a try’s scored by a prop

El chispazo del becario del Partido Popular

23 Oct

A eso de las tres de la madrugada, me sorprendía al leer el siguiente tuit escrito por la cuenta oficial de Twitter del Partido Popular:

“No estoy aquí para cubrirte las espaldas” #sonmisamigos después de darme una hostia en un bar

Mis sospechas se confirmaban. El becario o joven militante del Partido Popular a quien -inconscientemente- han encargado esta cuenta se iba de marcha y confundía, tal vez afectado por el alcohol, su cuenta personal de Twitter con la oficial del partido. Un error que no tardó en ‘tratar de arreglar’ en apenas 15 minutos cuando, tal vez al ver alguna respuesta a través de la red social, publicaba el tweet posterior:

“El twitt publicado anteriormente, no correspondía a esta cuenta. Pedimos disculpas por el error.”

Imagen de los tweets, escritos a las 3 de la madrugada de ayer.

Mi pequeña reflexión, a estas horas infames de la noche, es la siguiente. ¿No deberían los partidos políticos españoles tener un poco más en cuenta el valor de las redes sociales y en particular de Twitter?
En los últimos meses la red social ha tomado forma en España. A pesar de su larga trayectoria, ha sido en el último año cuando periodistas, políticos, humoristas y ciudadanos de todo tipo han decidido sumarse a la ‘aventura’ del pequeño pajaro azul. Siendo conscientes de la influencia de Twitter, los -inteligentes- consejeros y gabinetes de comunicación de los diferentes líderes a nivel nacional les han llamado la atención a sus jefazos y les han metido, a base de fuerza, en la red. Una red totalmente democrática y en la que, el tiempo, pone a cada uno en su lugar.
Como afirmaba Juan José Millás en un nada despreciable artículo de opinión en la contraportada de El País del pasado 20 de octubre, “tanto el PP como el PSOE han tenido que dotar a sus aspirantes de prótesis virtuales que parecen, paradójicamente, fajas para las hernias inguinales”. Estas prótesis, a modo de remiendo, apenas han generado una influencia o una viralidad destacables. La mayor noticia, en distintos medios digitales, acerca del contenido publicado por cuentas de los dos principales partidos era si Mariano o Alfredo tenían más o menos seguidores que el otro.
En conclusión. Lo que realmente deberían hacer los políticos es utilizar las redes sociales como propias, no como extensiones de su gabinete comunicativo. Algunos han optado por esa opción, como los socialistas Patxi López o Elena Valenciano, el popular Antonio Basagoiti o dirigentes de partidos minoritarios como Cayo Lara o López de Uralde. Estos políticos no se ven tanto en la red social como tales, sino más bien como ciudadanos; como personas más allá de su cargo, y eso es lo que realmente agrada al ciudadano español. La cercanía no se consigue estando cerca del votante. La cercanía se alcanza con esfuerzo, con conversación -real- y con mucha escucha.
Esto, en mi opinión, es lo que necesitan muchos de nuestros políticos. Escuchar a todos, por igual, y no cerrarse a lo que ‘los de siempre’ les digan.

Situación Revisada de la Porcelana

23 Oct

Una historia que emociona. Porque alguna veces los niños son quienes mejor distinguen lo bueno de lo malo.