Tag Archives: Mundo Árabe

La Ola

4 Abr

Hace ya más de cincuenta años, exactamente en 1967, el profesor de historia Ron Jones elaboró un experimento durante cuatro días en el Instituto Sophomore de Palo Alto, California. El experimento consistía en dar a los alumnos una serie de órdenes de disciplina y convivencia básicas: Mantenerse sentados en sus puestos, levantarse para hablar, no hacer ruido durante más de 30 segundos, creó un saludo propio para el grupo, etc. El segundo día, dio un nombre al grupo: “The Third Wave” (la tercera ola) y ordenó a los alumnos que continuaran el comportamiento de clase fuera de las aulas.

El experimento tomó vida propia. El tercer día pasaron de 30 alumnos a ser 43 y, al final de la clase, cuando el profesor les dio unas pautas para iniciar a los nuevos candidatos que quisieran pertenecer al grupo, pasaban de los 200 alumnos. De hecho, Jones se sorprendió por como, algunos de sus alumnos, comenzaron a avisarle cuando otros miembros del grupo no cumplían las ‘normas’. El cuarto día, al ver que se le iba de las manos, Jones decidió poner fin a su experimento. Ordenó a sus alumnos que prepararan una campaña para el día siguiente, el viernes, en el que todos se reunirían y elegirían a un presidente, contándoles que, incluso, la televisión estaría presente.

Sin embargo, lo que los alumnos encontraron aquel día fue el anuncio por parte del profesor de que todo había sido un experimento, mostrándoles cómo había sido posible el nazismo en Alemania y mostrándoles, para terminar, un video sobre la Alemania de Hitler. Esta historia, quedó más tarde reflejada en el libro ‘The Wave’ de Todd Straser, bajo el pseudónimo de Morton Rhue; novela en la que se basaría la película alemana de 2008 ‘Die Welle‘, La Ola, en su traducción al castellano.

La duda que nos surge, y que ha surgido a muchos psicólogos tras este experimento, es aquella acerca de la posibilidad de controlar y dirigir a un grupo tan grande de gente con mentes tan maleables (recordemos que se trata de adolescentes en su peor etapa) y de que puedan llegar a convertirse en una amenaza, como ocurrió con el nazismo en una época difícil de olvidar. En mi opinión, esperemos que esto no suceda aunque, a pesar de todo, nos encontramos en un momento en el que, una mínima chispa y una supuesta ‘alma carismática’ podrían agitar el mundo de tal manera que se cambie por completo el orden establecido, como hemos visto en tantas revueltas en el Mundo Árabe. Así que indignémonos, pero siempre respetando a los demás y de una manera pacífica. Como propone Stephane Hessel, por ejemplo.

Anuncios

Protestas en Siria y el ‘Misterioso ejército asesino’

28 Mar

En estos momentos tan rápidos y continuamente actualizados en que vivimos, oímos hablar de revueltas en el mundo árabe, de nombres que a muchos ni nos sonaban, y otros que llevamos escuchando toda la vida sin pensar que pudieran significar una palabra tan cercana (y cada vez más lejana): Dictadura. En Libia ya hemos visto como ha acabado (de empezar) la cosa. Intervención militar, esta vez no liderada por Estados Unidos, sino por la OTAN, y sin invasión de tropas terrestres, al menos de momento. Pero, ¿qué ocurre en esos otros países que al mismo tiempo se rebelan frente al orden establecido? En Siria, en estos momentos, no dejan de sucederse las protestas.

Según Reuters, en los últimos diez días de protestas, habrían muerto 61 personas en la ciudad de Deraa, situada en la zona sur del país. Estas protestas, y las acciones que las han seguido, ponen en un grave aprieto al Presidente Bashar Al-Assad. La Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos advirtió a las autoridades de Siria que el asesinato de manifestantes podría llevar al país a un estado de caos y violencia. Los manifestantes realizan una petición común a su líder: La revocación de las llamadas ‘leyes de emergencia‘, vigentes desde 1963, y que permiten detener e, incluso, encarcelar a personas de forma arbitraria, someter a vigilancia conversaciones privadas y aplicar una severa censura a los medios de comunicación.

Bouthaina Shaaban

Sin embargo, Bouthaina Shaaban, asesora política del Presidente Al-Assad y que en los últimos días está ejerciendo de portavoz del Gobierno frente a los medios de comunicación extranjeros, anunció el pasado jueves un programa de reformas, del que no dio detalles ni fechas, aunque, eso sí, adelantó una comparecencia del Presidente “en los próximos días” con el objetivo de explicar el plan de reformas y “aclarar la situación”.

A pesar de todo, el gobierno sirio continúa en su cruzada contra el jeque Yusef el Qaradawi, a quién sitúan al frente de las protestas. Este popular teólogo, que ha sido deslegitimizado en numerosas ocasiones por cientos de teólogos musulmanes que calificaron en varias ocasiones sus enseñanzas de “bochornosas”, presenta un programa en la cadena Qatarí Al-Jazeera con una audiencia cercana a los 40 millones de personas. Al parecer este hombre, conocido por su rechazo a la que el llama “herejía Chií”, criticó en su sermón del viernes al régimen sirio y la represión policial sufrida por los manifestantes. Otro tema que no queda tan claro es el de quién disparó sobre la multitud. Según la “portavoz” del Gobierno sirio, se trataría de un “Misterioso grupo armado” a los que se les atribuye la violencia tanto en Deraa como en Latakia; aunque numerosos participantes en las protestas aseguraron, por el contrario, que no existía misterio alguno y que quienes disparaban a la multitud eran agentes de la Guardia Presidencial y de otros cuerpos de élite, dirigidos (por si fuera poco) por un hermano del presidente El Asad.

El discurso de Gadafi

22 Feb

Casi una hora y cuarto ha durado el discurso de hoy del líder libio, Muamar el Gadafi. Un discurso que sucede a colación de lo que parecen que han sido 250 muertos durante los ataques de las fuerzas de seguridad libias hacia los manifestantes en contra del régimen de Gadafi. El discurso comenzaba con la lectura de las leyes libias que, al parecer, le autorizan a utilizar la fuerza. Esta fuerza, parecía la línea temática de un discurso muy violento y que pretenderá poner en evidencia a los “borrachos y drogadictos enemigos del régimen”.

A continuación, en un claro acto de egolatría, Gadafi colocó la revolución libia, no solo de su lado, sino incluso en su propia persona. Pretendiendo apropiarse de ese sentimiento de cambio para aprovecharse de él. En varias ocasiones mencionó los Comités Populares libios como unión entre el Gobierno y el pueblo, sin embargo, cualquier protesta que no se realice por estos métodos, dijo, “no será escuchada”. A continuación habla de una supuesta pretensión de la paz, tras haber hablado anteriormente sobre una “guerra civil” contra los grupos y tribus armados que los llevan hacia la guerra.

A continuación dos temas coparon su discurso: El petróleo y las revueltas. En primer lugar afirmó que el petróleo libio será un bien común de todos los habitantes del país. En mi opinión, se trata de una pretensión totalmente fuera de lugar y, seguramente, imposible de ejecutar. Sin embargo, mientras tanto, el grupo energético italiano ENI anunciaba la suspensión temporal de suministro de gas desde Libia mediante el gaseoducto Greenstream. Sobre las revueltas, negándolas en todo momento, mencionó la posibilidad de dialogar acerca de reformas en la Constitución, en las leyes; pero siempre recelando de que estas provengan de una supuesta “conspiración del extranjero”.

Además de esto, Gadafi mencionó otra serie de ideas durante su discurso como que la televisión pública de Libia sería la que tumbaría los argumentos que ofrecen otros países acerca de la situación en el país. La otra idea, que recuerda a tiempos que parecían ya acabados, es la de pretender obligar a sus seguidores o detractores a identificarse mediante una franja de color verde en sus ropas. ¿Con qué motivo? Pues muy sencillo, conocer al enemigo de tal manera que sea mucho más sencillo controlarlo y reprimirlo.

Ante el discurso, ha habido varias reacciones que se producían al momento o posteriormente. Las más importantes dentro de nuestro ámbito serán probablemente la condena internacional y de la ONU en particular de la situación en Libia, a pesar de que luego no se convierta esto en una acción a corto plazo; y la convocatoria de una reunión del Gabinete de Crisis del Gobierno esta misma tarde para analizar la situación. Esto es todo hasta el momento así que seguiremos informando. [Por supuesto, también en twitter]