Tag Archives: New York

El escándalo Weinergate: Un político, mujeres y fotos comprometidas.

6 Jun

Anthony Weiner.

Anthony Weiner. Probablemente este nombre no les diga nada a la mayoría de los que lean este blog, pero se trata de una persona de importancia en Estados Unidos; especialmente en Nueva York. Weiner, demócrata, es el representante del distrito 9 de la ciudad más importante del mundo; desde 1999. Además, es uno de los candidatos demócratas a alcalde de esta ciudad para las elecciones del año 2013, en las que, al menos hasta ahora, se perfilaba con una gran ventaja.

Pues bien, el 27 de mayo comenzó la polémica. Ese día, mediante la cuenta de Twitter del señor Anthony Weiner, se envió a una estudiante de 21 años de la Universidad de Seattle una foto en la que se podía apreciar el pene de un hombre tras unos boxers grises. En un primer momento, Weiner afirmó que esa imagen no la había enviado él y que su cuenta habría sido hackeada. Además, también negó conocer a la mujer implicada que habría recibido el mensaje e indicó que no podía afirmar “con exactitud” que la foto no fuera de él, pero que podría haber sido modificada o alterada de alguna manera.

El señor Weiner no quería mentir. Pese a todo, se trata de un político honrado por lo que parece y, apenas unos días después; hace apenas unas horas, confesó. Durante la semana posterior al 27 de mayo, todos los medios se hicieron eco de la noticia, creando incluso un nombre para denominarla: Weinergate. Hoy mismo, durante la mañana -horario norteamericano- Andrew Breitbart, bloguero conservador al que algunos conocerán, afirmó que “al menos otro contacto de las redes sociales del representante habría recibido e-mails por parte del señor Weiner en los que se incluirían fotos íntimas del congresista tomadas mediante una BlackBerry”. Breitbart declaró que, en al menos uno de los casos, poseía pruebas gráficas que lo demostraban.

Jon Stewart, gran amigo de Weiner, mostrando la fotografía en cuestión durante su programa 'The Daily Show'

Durante esta tarde, una hora apenas antes de la publicación de este artículo, el congresista ofreció una rueda de prensa en la que fue interrogado sin piedad por los periodistas estadounidenses. Durante más de media hora Anthony Weiner admitió haber enviado esas imágenes y haber chateado con distintas mujeres (todas mayores de edad) pero a las que niega haber conocido personalmente. Se comunicaba con ellas mediante Facebook y Twitter a pesar de haberse casado hace menos de un año (julio de 2010) con su actual esposa, Huma Abedin, de la que dijo que “aún la quiero y ella me quiere a mí” aunque “sé que le he hecho pasar muy malos momentos; le conté toda la verdad esta mañana”.

Así mismo, Weiner ha confirmado que no resignará de su cargo ni de su carrera por la alcaldía de Nueva York, a pesar del escándalo, y esta es la pregunta que me surge a mí en estos momentos y que dejo abierta al público:

¿Un político debe dimitir por un escándalo aunque únicamente afecte a su vida privada y no tenga nada que ver con su vida pública y profesional y no haya cometido ningún delito? y ¿Deberían los ciudadanos de Nueva York replantearse su voto ante esta situación o “perdonarle” sus acciones a Weiner ante esta muestra de arrepentimiento?

En mi opinión, sin contestar a estas dos preguntas, lo que sí ha demostrado hoy Anthony Weiner son su coraje y valentía. El interrogatorio que ha sufrido ha sido totalmente abusivo en ocasiones. De película.

Muchas gracias; seguiremos informando.

Anuncios

Brooklyn Banks

14 May

[tweetmeme source=”a_orfao” only-single=false https://laperegrinadesalem.wordpress.com%5D

También conocido como Red Brick Park (el parque de ladrillo rojo), la zona situada debajo del fin del puente de Brooklyn en Manhattan ha sido, desde los años setenta, un lugar icónico, casi sagrado, para los patinadores (o skaters) y ciclistas de BMX. Se trata de Brooklyn Banks, el pasado, el presente y el futuro del skateboard.

Hasta aquí todos contentos. A nadie le molesta (y menos en Estados Unidos) que un grupo de chavales, muchos de ellos que no alcanzan los veintiún años, patine en una zona poco transitada, debajo del enorme puente de la ciudad. Sin embargo, precisamente la enormidad de este puente hace que se deteriore con una mayor facilidad, lo que se lleva hasta el extremo en una ciudad como Nueva York que nunca descansa. La cuestión es que el puente de Brooklyn necesita reparaciones, y no unas reparaciones cualquiera. Desde final de este año y hasta el año 2014 el alcalde de Nueva York pretende realizar unas obras necesarias para el buen funcionamiento de una parte esencial de la ciudad. Además, son necesarios seis meses más con el objetivo de pintar la rampa de acceso al puente desde el lado de Manhattan, lo que hará necesario el uso de este parque para los trabajadores y para tener un lugar donde guardar la maquinaria sin cortar la circulación.

Una obra necesaria contra un gran grupo de skaters se hace ver como un problema menor pero, si descubrimos que este parque se ha convertido con los años en una especie de santuario sagrado de la tabla, la cosa cambia. Ya hace cinco años se pretendió hacer esta misma obra aunque en aquel momento, el patinador profesional Steve Rodríguez logró el apoyo popular y fue capaz de convencer a las autoridades de que aún no era necesario comenzar con las reparaciones. Sin embargo, esta vez ha llegado demasiado tarde. Ya no hay tiempo suficiente para que el alcalde Bloomberg se eche atrás. Como el propio Rodríguez ha dicho: “Seis meses pueden pasar, ¿pero cuatro años más? Eso es insostenible.”

Por último y, aún logrando que no se cierre el parque al completo durante las obras (dejando un tercio aproximadamente libre), Steve Rodríguez ha retado a las autoridades afirmando que: “Si cerráis esto, habrá más skaters en vuestras aceras, en vuestros parques.” A lo que añadió a pesar de todo: “Seguiré diciendo a la gente que vuestra solución necesita ser la solución.” Rodríguez también se mostró molesto por la futura cancelación del torneo Back to the Banks, celebrado cada año y que, previsiblemente, este año no podrá tener lugar en este templo de la tabla. Todo esto, debido a la cabezonería de algunos que prefieren molestar en su día a día a esta gente en lugar de buscar otro lugar donde establecer su maquinaria de trabajo.