Archivo | julio, 2011

El ‘Odio’ al Personaje: Una historia de delitos

1 Jul

Dominique Strauss Kahn

Es muy sencillo odiar a una persona. Digo odiar en el sentido más amplio de la palabra, aunque en realidad me refiero a ‘no tragar’ a una persona. Con una persona, por supuesto, no me refiero a ‘cualquier’ persona, sino a un personaje. A un personaje público. La presión de los medios y la opinión pública generada a partir de ellos crean en muchas ocasiones un odio irracional (aunque muchas veces con una base racional tras él) hacia algunos personajes públicos. Estoy hablando, en concreto, de dos casos que están teniendo relevancia a lo largo del día de hoy: Dominique Strauss Kahn y Eduardo ‘Teddy’ Bautista.

En este momento se encuentran en una situación parecida; la de ‘supuestamente‘ -y recalco el supuestamente- haber burlado algunas leyes. Al mismo tiempo, dentro de el contexto de la burla de la ley, ambos se encuentran en fases muy diferentes. Strauss Kahn, exdirector del Fondo Monetario Internacional, fue salpicado hace unas semanas por un auténtico escándalo sexual tras el que fue detenido por la policía de Nueva York tras, supuestamente, haber violado a una camarera cuando esta habría ido a servirle a su habitación. Hace apenas unos minutos, (en el momento en que escribo estas líneas) Strauss Kahn (o DSK como prefieren algunos -aunque en mi opinión así parece el nombre de una compañía-) ha sido puesto en libertad, sin fianza, aunque no se le ha devuelto el pasaporte y tendrá que presentarse ante una nueva vista judicial el 18 de julio.

Logotipo de la SGAE

Mientras tanto, en la capital de España, esta mañana y a lo largo de gran parte de la tarde, la Guardia Civil intervenía las sedes de la Sociedad General de Autores y Editores así como su sede digital y otro domicilio particular. Entre los tres imputados, además de José Neri y que posteriormente pasarán a disposición judicial, se encuentra Eduardo Bautista -más conocido como Teddy Bautista-, director de la entidad y que, en la misma mañana de hoy, había sido reelegido por una minoría de entre el número total de los socios. En concreto, se les imputan delitos de apropiación indebida, estafa y fraude de subvenciones. Además, la Audiencia Nacional ha autorizado el embargo y bloqueo de varias cuentas de los imputados y la entidad.

Sin embargo, y a pesar de la investigación policial, debemos recordar que existe un Derecho Universal (con mayúsculas) como es el de la presunción de inocencia. Estos señores, en el caso de ser condenados, se merecerán muchos de los insultos que están recibiendo pero, y si no lo son. Evitemos un daño que no beneficia a nadie. No voy a expresar mi opinión sobre si creo que son culpables o no; eso es cosa mía. A pesar de ello, voy a recordar a muchos de los que ahora, y sobre todo con el caso de la SGAE, tildan de culpable a Teddy Bautista principalmente: Esa ha sido la política utilizada por esta entidad durante los últimos años; tratar como culpable a toda la sociedad e imponer un canon totalmente injusto tanto para los consumidores como para pequeñas y medianas empresas. Sería muy fácil caer en su juego, pero en momentos como estos es en los que se debe ser más cauto.

Y para terminar, un poco de humor gráfico, que me encanta:

Anuncios