Tag Archives: Lisboa

Una dimisión esperada

24 Mar

“Ahora, y como siempre, confio en los portugueses y en su adecuado juicio. Ahora, y como siempre, yo confío en Portugal.” Así terminaba ayer, a las nueve y diez minutos de la noche de Lisboa -las diez y diez minutos en hora peninsular- el discurso de José Sócrates, ya ex-primer ministro de Portugal, en el que anunciaba su dimisión. Una dimisión ya tímidamente anunciada en el momento en que, el Parlamento portugués, rechazó el cuarto PEC (Programa de Estabilidad y Crecimiento) propuesto por el gobierno -en minoría- socialista.

Este cuatro programa de estabilización económica había sido presentado hacía menos de dos semanas en Bruselas (el día 11 de marzo), algo que no había sido del agrado de la opinión pública portuguesa, por el simple hecho de no presentarlo con anterioridad en el Parlamento y de no haber contado con la oposición en su elaboración. Este plan de austeridad pretendía garantizar la reducción del déficit portugués hasta el 2% en 2013, endureciendo la presión fiscal y recortando las pensiones más altas, asegurando así acabar el año en torno a un 4.6% de déficit.

Sin embargo, por un lado los partidos de tendencia marxista (con 31 diputados de 230) que han presentado propuestas en contra del PEC 4, y por otro lado la oposición conservadora, que hasta ahora había mantenido la abstención permitiendo así que se aprobasen los anteriores programas de austeridad, no han aceptado un nuevo plan de emergencia. Según pronunció anoche en su discurso Sócrates, se trata de “un mero calculismo político por parte de algunos partidos, que les preocupa más su ascenso al poder que la situación de Portugal”. A pesar de todo, era la crónica de un rescate anunciado ya por países como Irlanda y Grecia.

Posteriormente, en parte de su breve discurso, el ex-primer ministro relató algunos de los problemas que generará la no aprobación de este nuevo plan de estabilización. Según afirmaba “esta crisis política en este momento tiene consecuencias muy graves sobre la confianza que Portugal necesita tener ante los mercados financieros”, y continuó con la idea de que, un rescate por parte de la Unión Europea, sería mucho peor que tratar de resolver los “propios problemas”.

Por último, cerró el discurso acusando a la oposición: “los que la provocaron [esta crisis de Gobierno] sin ningún fundamento serio, son ahora los responsables y se atendrán a las consecuencias”. Lo que muchos se preguntan ahora en España es, si Portugal también ha caído a pesar de las medidas realizadas, ¿será ahora España la siguiente? En mi opinión, es imposible saberlo, aunque queda clara la importancia de la unidad del Parlamento y del Sentido de Estado frente al partidismo que, aquí, en el país vecino, también existe. Eso sí, en Portugal, si no se puede hacer más ni mejor, se dimite; algo que aquí no ocurre.

Añado el discurso íntegro (en portugués) de José Sócrates ayer y un pequeño clip (el más largo que he encontrado) traducido al castellano. Para ver el discurso íntegro doblado al castellano, pinche aquí.

Anuncios

José Saramago, descanse em Paz.

18 Jun

[tweetmeme source=”a_orfao” only-single=false https://laperegrinadesalem.wordpress.com%5D

Hoy murió en la isla de Lanzarote José de Sousa Saramago, primer y único (hasta el momento) premio nobel portugués de literatura, a la edad de 87 años, que ya son unos cuantos. Hijo de campesinos de la zona del Ribatejo portugués, José Saramago (que tomo como apellido por un error a su entrada a la escuela pública) no tuvo una infancia sencilla precisamente. A los dos años de nacer su familia cambió la pobreza de esta zona rural y bastante atrasada por la pobreza en la capital del Tajo. Más tarde, a sus doce años de edad, la pobreza volvía a cambiar el camino de su vida. Su familia no disponía de recursos suficientes y fue trasladado a la Escuela Industrial Afonso Domingues de Lisboa, donde estudio cerrajería metálica.

A la edad de diecisiete años, ya mayor de edad en aquellos momentos (1939, momento en que comienza la segunda guerra mundial en Europa y en la que Portugal no participa), consigue su primer trabajo en el Hospital Civil de Lisboa, dentro de la administración. En los años cuarenta, su posición mejoraría siendo nombrado jefe administrativo de distintos departamentos de la industria mecánica, especialidad que había estudiado durante su infancia. En estos años tiene lugar su primer matrimonio, el nacimiento de su primera hija y comienza su larga época como escritor con la novela Terra do pecado (Tierra del pecado).

Más tarde trabajaría en una compañía de seguros, de la que pasaría a trabajar como editor literario para Estúdios Cor, empresa con la que había trabajado antes. Con una obra literaria mucho mayor a sus espaldas, en los años sesenta colaborará como crítico literario para la revista Seara Nova y en 1969 se afiliará al PCP (Partido Comunista Portugués). A partir de 1972 comenzó su trabajo como editor en el Diário de Notícias hasta ser nombrado director adjunto. A partir de aquí comienza su larga vida literaria; con obras como Ensaio sobre a Cegueira (Ensayo sobre la Ceguera), O ano da morte de Ricardo Reis o la polémica obra Evangelho segundo Jesus Cristo. En esta época -años ochenta y noventa- también recibió la mayoría de premios existentes en la literatura portuguesa y europea, incluyendo el Premio Nobel de Literatura en el año 1998.

En sus últimos años se dedicó unicamente a aumentar su producción literaria así como a dar charlas tanto a nivel literario como político. Siendo destacado por sus posturas críticas hacia gran parte del sistema y sus críticas acérrimas hacia la Iglesia, lo que le hizo muchos enemigos en un país extremadamente católico como Portugal o en Italia donde fue censurado por el mismo Berlusconi tras criticarlo duramente.

Sin duda José Saramago no pasó indiferentemente por nuestras vidas y, nos guste o no, fue un gran escritor y, a mi forma de ver, el mejor escritor que ha tenido nunca Portugal. Añado apenas las palabras de Manuel María Carrilho, ex-ministro de cultura portugués, cuando conocío la noticia de la muerte del escritor:

“Era um homem controverso, como todas as grandes personalidades, mas cultivava uma proximidade discreta e secreta com Portugal”

“Maior homenagem a Saramago é lê-lo”

Y esto último es lo que recomiendo a todos, sobretodo a los que nunca lo hayan hecho. El mayor homenage a un escritor como ha sido este es leerlo.

La limpieza de Lisboa

4 Ene

[tweetmeme source=”a_orfao” only-single=false https://laperegrinadesalem.wordpress.com%5D

Antes de empezar, quiero felicitar al señor Cameron de nuevo por su estupenda película y por estar ya en beneficios, bueno, que voy a decir si además de recuperar sus 300 millones invertidos ya ha alcanzado el billón de dólares. Sí, señores, 1.000 millones de dólares. 1.000.000.000$ A que suena bien.

De todas formas hoy quería hablar de otra cosa porque hace ya un rato llegué de Lisboa y he venido indignadísimo. Siempre me ha encantado la ciudad y ver como una ciudad que te gusta parece que se cae a trozos es lamentable. Me dolió por dentro, de verdad. Por supuesto, algunas calles y zonas siempre se encuentran en buen estado. Hay casas de gente con más posibilidades y que se preocupa mucho más de la apariencia; sin embargo, en el centro de la ciudad, hay cientos de calles repletas de basura, los cubos donde debería estar guardada parecen haber desaparecido y, los pocos que hay, están repletos y rodeados por bolsas que no caben en su interior.

Innumerables casas se encuentran agrietadas, no por dentro, sino por fuera. La pintura de las casas se cae a cachos y eso hace un efecto que no me gusta nada, a nadie puede gustarle esto. Monumentos que necesitan una restauración urgente se encuentran prácticamente abandonados; sobreviviendo prácticamente de la limosna que los turistas les dan para visitar una u otra parte privilegiada de los mismos. Pintadas en todas las casas, en comercios, en edificios históricos. Por Dios, no me digáis que eso es arte, una obra de arte no puede destruir otras obras, es amoral (y feísimo).

Qué más, obras inacabadas que comenzaron hace meses, incluso comienzan a contarse los años con los dedos de la mano. Obras que deberían terminarse pero que, inexplicablemente parece que cada vez están destinadas a durar más, eternamente parece en ocasiones. El metro, ah el metro, cincuenta años de metro, que no son muchos, no nos ilusionemos. Y menos si en una capital europea y en una de las estaciones más importantes, en la hora punta, el metro pasa… atención… ¡Cada cinco minutos!

¿El problema es la falta de empleo verdad? Entonces yo ya tengo una propuesta para el Gobierno portugués: Contratar barrenderos, recogedores de basura, restauradores de obras de arte; incluso más policías y una mayor vigilancia de los lugares históricos. Dar un lavado de cara a una ciudad que parece que haya sido revolcada por el fango, en repetidas ocasiones y de forma deliberada. Y ya que estamos, a los señores compatriotas que poseen un negocio. Por favor, un poco de estilo y modernidad. Si su cafetería o su bar necesita una reforma, háganlo. Se lo agradeceremos.