Archivo | Deporte RSS feed for this section

Oda a un pilar derecho

23 Oct

Ode to a Tighthead Prop
Author unknown

It was midway through the season
we were just outside the four
and although I know we won it
I can’t recall the score.

But there’s one thing I remember
and to me it says a lot
about the men who front the scrum –
the men we call “the props”.

We won a lineout near half way
the backs went on a run
the flankers quickly ripped the ball
and second phase was won.

Another back then crashed it up
and drove towards the line
another maul was duly set
to attack it one more time.

The forwards pushed and rolled that maul
They got the tough set the ball up to a tee
the last man in played tight head prop
and wore the number “3”

The ball was pushed in to his hands
he held it like a beer
then simply dropped to score the try –
his first in 15 years.

Then later, once the game was done
he sat amidst his team
he led the song and called himself
the try scoring machine.

But it wasn’t till the night wore on
that the truth was finally told
just two beers in, he’d scored the try
and also kicked the goal.

At 6 o’clock the try was scored
by barging through their pack
he carried two men as he scored
while stepping ‘round a back.

By seven he’d run twenty yards
out sprinting their quick men
then beat the last line of defence
with a “Jonah Lomu” fend.

By eight he’d run from near half way
and thrown a cut out pass
then looped around and run again
no-one was in his class.

By nine he’d run from end to end
his teammates stood in awe
he chipped and caught it on the full
then swan dived as he scored.

By ten he’d drunk a dozen beers
but still his eyes did glisten
as he told the story of “that try”
to anyone who’d listen.

His chest filled up, as he spoke,
his voice was filled with pride
he felt for sure he would be named
the captain of that side.

By nights end he was by himself
still talking on his own
the club was shut, the lights were out
his mates had all gone home.

And that’s why I love my front row –
they simply never stop
and why I always lend an ear
when a try’s scored by a prop

La mejor Liga del mundo

31 Ago

Ante todo, debo comenzar -como en muchas ocasiones anterior- disculpándome ante mi deje con este mi blog personal. Pero ha sido verano. Durante estos tres últimos meses las prácticas de agencia, unidas a los días de vacaciones fuera y desconectado del mundo y a mi nuevo -y supuestamente profesional- blog en Tribuna.net no me han permitido tener muy activa esta otra parte de mi trabajo. Más personal, por supuesto, pero trabajo, al fin y al cabo.

Hoy vuelvo a las andadas con un tema del que se habla continuamente, pero desde un punto de vista que pocas veces sale a la luz y que en realidad es de los más importantes. El tema no es complicado: el fútbol. El punto de vista, la toma de contacto, mucho más difícil: Se trata de la economía, el modelo de negocio. Esta mañana desayunaba yo, tranquilamente, leyendo los periódicos, tanto nacional como regional, en mi casa en Salamanca. Por supuesto, siempre alcanza uno la sección de deportes en último lugar, tratando de buscar alguna noticia reseñable de su (sufrida) afición por el equipo de su ciudad cuando una pequeña infografía, que para muchos puede que pasase desapercibida, hace un daño realmente insoportable a los ojos.

Madrid y Barcelona siguen fichando ganen o pierdan.

Tras frotarme los ojos varias veces, me enfrenté de nuevo a la verdad. Allí seguía ella, simple, perfecta, impertérrita. El título: El reparto de los derechos televisivos: Ingresos en Millones de Euros (temporada 2010/2011). En ese momento uno observa los datos del fútbol español. Se comprenden al instante las diferencias entre los dos “grandes” -cuya grandeza ya no proviene de la historia, sino de los ingresos desorbitados- con el resto de equipos ‘candidatos a Europa’ y uno empatiza al instante con los equipos pequeños o modestos y su desesperación lógica cada temporada.

Las comparaciones no tardan en hacerse notar entre el alboroto. La primera, y más simple, la existente entre -de nuevo- los dos ‘grandes’. Madrid y Barcelona reciben, siendo uno primero y el otro segundo, la misma cantidad. Es decir, que independientemente de que uno gane o no la Liga, mientras se mantenga el duopolio a ambos equipos les convendrá mantener este ‘reparto’, que ni siquiera se puede llamar así.

La comparación siguiente, continuando el orden lógico, es la realizada para con los participantes en otras ligas europeas; comenzando con la Premier League inglesa, modelo, a mi modo de ver, del buen fútbol, del espectáculo y de los estadios llenos. Pues bien, el Manchester United, que ha rivalizado en estos últimos años en varias ocasiones con equipos españoles, especialmente con el Fútbol Club Barcelona a quien se ha enfrentado en dos finales de Champions, recibe algo menos de la mitad por ingresos televisivos. Tal vez pueda aparecer en nuestra cabeza el pensamiento de ‘La mejor liga del mundo’, como algunos califican a la española, y que ese sea el motivo por el que el mejor equipo de Inglaterra la temporada pasada obtenga 68.2 millones de euros, muy lejos de los 140 de Madrid y Barcelona.

Luis Astiazarán, presidente de la LFP.

Sin embargo, haciendo unas simples cuentas (las de contabilizar el total de los millones ingresados por equipos de fútbol gracias a la televisión en ambas ligas) aparece un resultado impactante cuanto menos. Los ingresos de clubes ingleses gracias a la televisión alcanzan los 1072 millones de Euros, frente a los 601.4 millones de la Liga española. Es decir, mientras en la Premier League inglesa se trata de hacer un reparto equitativo con diferencias según la posición -la diferencia de ingresos entre primero y último es de 24.2 millones y la máxima diferencia entre dos equipos seguidos en la tabla es de 4 millones- en la Liga española sucede algo totalmente diferente. La diferencia entre primero y último alcanza la cantidad de 128 millones de Euros (más de lo que recibe cualquier equipo de la Premier) así como la diferencia entre primero y segundo y el tercero en discordia es la mayor entre equipos seguidos y alcanza los 98 millones de Euros (de nuevo más de lo que recibe cualquier equipo de la Premier).

Ante esta situación, perfectamente palpable a través de los datos, debemos plantearnos una sencilla pregunta que ya más de uno ha formulado anteriormente: ¿Estamos matando nuestro fútbol? En mi humilde opinión, así es. Estamos beneficiando sobremanera a dos equipos que parecen tocados por la mano de dios y, por lo tanto, intocables por la crítica de la LFP o de la Real Federación Española de Fútbol, con qué motivo. Con una repartición tan desigual tal vez conseguiremos títulos europeos, sí, pero con la condición de eliminar del camino al resto de equipos -también españoles-, eliminando así las ilusiones de miles de personas, de decenas de ciudades, y que de otra manera podrían eliminar deudas que lastran al fútbol de nuestro país. Unas deudas que, aunque presentes en estos dos intocables, no parecen poder con ellos gracias a la ‘paga extra’ que reciben de la televisión y a la clara preferencia hacia ellos por parte de unas autoridades del deporte que únicamente buscan el beneficio.

Este es el verdadero panorama de nuestro fútbol, de nuestro ‘deporte rey’. Yo espero, que algún día de estos, aunque sea a base de boikots por parte del resto de equipos de la liga, cambie la situación y podamos ser, realmente, la mejor liga del mundo. Hasta entonces, buena suerte al resto de equipos y al resto de deportes que, por supuesto, también se ven afectados por este monopolio deportivo de nuestro país.

P.D: A continuación os muestro una fotografía (lamento la calidad) de la infografía sobre los repartos de ingresos televisivos en el fútbol. En La Gaceta de Salamanca del día 31 de agosto de 2011 y cortesía de Infografika.

Violencia sin sentido

31 Oct

[tweetmeme source=”a_orfao” only-single=false https://laperegrinadesalem.wordpress.com%5D

En el día de ayer, como muchos sabréis, no pude escribir en el blog. Algo lógico teniendo tantas cosas que hacer. Entre otras cosas, una de las más importantes para mí fue ir a Valladolid (o Pucela, para los amigos y enemigos) a ver el esperado derby futbolístico entre los dos mejores equipos de la Comunidad. Eran ya tres años sin ver uno, y había ganas (aunque parecía que más por nuestra parte).

Pero tranquilos, que no voy a hablar de fútbol. Al menos no directamente. Y es que hay gente, gentuza más bien, que se dedica a acudir a los campos con la excusa de ser seguidores de un equipo (cualquiera en particular, menos el Villareal que debe estar muy orgulloso de ello) y luego añaden a sus nombres la palabra ultra.

Ayer volvieron a aparecer. Sinceramente, como sucedieron los acontecimientos no me importa demasiado. Quienes comenzaron la pelea, quienes insultaron primero, quién dio la primera hostia. Al final todos tienen la culpa, deberían tener la entrada prohibida a los estadios porque eso no son aficionados. Me parece rarísimo que les guste siquiera el fútbol. Es como los que se hacen llamar “antis”. Van contra algo, en lugar de ir a favor de lo suyo. Representan un sentimiento negativo, y eso no puede terminar siendo bueno.

Ójala los clubes dejaran de apoyar estos grupos, que siempre terminan armándola, y se terminara la violencia en y alrededor del fútbol. Probablemente sea algo complicado, posiblemente imposible, pero hay que intentarlo.