Archivo | Religión RSS feed for this section

El Papa, el dinero y gente diferente.

8 Nov

[tweetmeme source=”a_orfao” only-single=false https://laperegrinadesalem.wordpress.com%5D

El Papa. Ese señor, elegido por un puñado enorme de cardenales en un sitio tan misterioso como es el Vaticano, ha estado en España. Y lo cierto es que si alguien no se ha enterado le tengo que dar mi más sincera enhorabuena. ¿Por qué? Pues muy sencillo. Durante este fin de semana, poner la televisión era sinónimo de ver, ya fuera con el Obradoiro o con la Sagrada Familia de fondo, a todos los presentadores de este nuestro país hablando, mejor o peor, de esta última visita a España del Papa.

Lo cierto es que, por mucho que se empeñen algunos (o unos cuantos), la visita no es mala. Sobretodo para Barcelona, con una ocupación del 95% durante este fin de semana. Miles de personas acudiendo (para bien o para mal) a ver al jefe de la Iglesia convirtiendo la obra maestra de Gaudí en Basílica o visitar una institución eclesiástica de ayuda a los discapacitados. Porque estas cosas están muy bien. Sin embargo, algo que me parece odioso son las declaraciones del Santo Padre acerca de temas relacionados con la política. Estará muy bien hablar de la familia tradicional, muy bien protegerla. Pero, y el resto. ¿Acaso no se merecen ellos un trozo del “amor de Dios”? ¿Es que ser diferentes les impide creer en algo así?

Y no hay que olvidarse de la pobre ciudad de Santiago. Esta belleza de ciudad -lo comentaba ayer con mi compañero de piso, es una ciudad preciosa, sobretodo el casco antiguo- se vio ocupada por innumerables fuerzas de seguridad que probablemente eran desmesuradas. Puede que no tan necesarias como se piensa. La cosa es que tanta medida de seguridad provocó un descenso de las espectativas de negocio que los establecimientos ya se habían hecho.

Para Santiago, no fue tan buena la visita del Papa porque, no nos vamos a engañar. Lo que nos interesa es el dinero que podamos ganar. Sea con la visita del Papa, con unas olimpiadas, o con un nuevo circuito de motociclismo (¡O casinos!).