Un libro viejo

23 Feb

[tweetmeme source=”a_orfao” only-single=false https://laperegrinadesalem.wordpress.com%5D

Ya era hora de volver a escribir algo en el blog, por mi propia cuenta, ya que lo decidí esta mañana, y por cuenta ajena, ya que cada día que pasa y que no escribo nada nuevo alguien me lo recuerda. Pues bien, hoy creo que toca hablar sobre libros; un libro en particular que cogí el miércoles de la biblioteca y que estoy leyendo en este momento: Crimen y castigo, de Dostoievski. Pero lo importante de este libro no es el contenido (que también, aunque no voy a hablar de algo que aún no he terminado de leer) sino el exterior.

El libro en sí inspira un enorme respeto por el hecho de estar tremendamente jodido y estropeado. Es un libro que tiene sus tapas (que no son duras claro) recortadísimas; incluso el título y el autor son difíciles de leer. Las páginas, ya amarillentas y redobladas, incitan a coger el objeto y abrirlo. Imaginarse, no solo las historias que cuenta en su interior el autor sino la propia historia del libro, un clásico, que debe haber pasado por cientos de manos y haber sufrido terribles condiciones de existencia, pero que, a pesar de todo, ha sobrevivido y continuará contando su historia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: